Detectan y sancionarán a siete empresas que practican outsourcing ilegal

 

Ciudad de México.- El trabajo coordinado de instituciones gubernamentales permitió identificar a siete patrones reales que simulan outsourcing a través de 36 empresas de subcontratación y afectan directamente a 10 mil trabajadores en sus derechos laborales, informó Jaime Valadez Aldana, titular de la Unidad de Servicios Estratégicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Las dependencias que conforman el grupo de trabajo intensificarán las acciones de inspección y revisión a todas aquellas empresas, hoy identificadas, que continúen utilizando estos esquemas agresivos de simulación”, advirtió Valadez Aldana durante el Parlamento Abierto en materia de subcontratación realizado en el Senado.

En tanto, hasta enero pasado, el sistema financiero tenía 3 mil 70 reportes de operaciones inusuales de empresas ligadas con el outsourcing ilegal, informó Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Y al menos 22 de esos casos serán presentados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por contar con más elementos para perseguirlos.

Explicó que la UIF puede actuar por dos vías para detectar la evasión fiscal o lavado de dinero de las empresas de subcontratación. La primera es “reactiva”, a partir de la solicitud del Instituto Mexicano del Seguro Social o el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) u otra institución que haya detectado alguna irregularidad.

Pero también bajo un modelo de riesgos. La UIF analiza la información reportada por el sistema financiero y les pone una calificación que va de 0 a 10. Mientras más alta sea la puntuación, hay mayor probabilidad de que se esté cometiendo un delito, indicó.

De lo que han podido analizar, hay nueve casos que tienen una calificación de 9 puntos. Y otros 11 que llegaron a una calificación de hasta 8. Entre ellos, están algunas farmacéuticas que el año pasado recibieron por adjudicación directa 98,000 millones de pesos y presentan pérdidas fiscales de 400 millones. “O son los peores empresarios del mundo o es un caso de facturación apócrifa”.

Afirmó que la UIF ya se coordina con el IMSS y otras instituciones para combatir este tipo de outsourcing. El congelamiento de cuentas continuará cuando se detecten conductas ilegales, advirtió.

Desde el año pasado, el IMSS, la STPS, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Procuraduría Fiscal de la Federación, el Infonavit y el Servicio de Administración Tributaria iniciaron un trabajo conjunto que contempla intercambio de información e inspecciones masivas.  Nieto dijo que el congelamiento de cuentas, “creemos que es factible, que a través del SAT sean investigadas y se ejerzan las facultades del congelamiento de cuentas, que no sigan utilizando esos recursos”.

Agregó que la práctica del outsourcing ilegal no es una práctica químicamente pura, “es una práctica que se desarrolla con vinculación a otros fenómenos, como puede ser la generación de empresas fachada, como pueden ser las empresas que facturan operaciones simuladas o que deducen operaciones simuladas, todo el problema de la facturación falsa”.

Por tanto, para Nieto es importante que se tome en consideración y es relevante que, “en aquellas prácticas de outsourcing ilegal, donde aparezcan empresas fachada, empresas factureras, sean combatidas”.

Te puede interesar