Descartan bancos que México esté por entrar en recesión

 

Ciudad de México.- Entre opiniones diversas y contradictorias respecto al desarrollo y crecimiento económico del país, la que tienen los bancos respecto al tema, quizás cree certidumbre, que es, en su opinión, lo que hace falta para la estabilización, sobre todo de las críticas, los señalamientos y calificaciones de las instituciones que se encargan de analizar las economías de los mercados; a la vez que sostuvo que la leve desaceleración es normal en el primer año.

Gabriel Casillas, director general adjunto de análisis económico de Banorte, descartó que el país esté por entrar en recesión económica, aunque aceptó que hay una desaceleración, provocada, principalmente por el subejercicio en el gasto público y la falta de inversión privada.

Normalmente en el primer año del sexenio hay desaceleración, desde Zedillo hasta Peña Nieto. El nuevo presidente cambia a toda la gente que gasta, y eso hace que se haga más lenta la erogación. Por el lado de la iniciativa privada antes de las elecciones muchos empresarios posponen planes de inversión, es muy normal, precisó.

A consideración de Grupo Financiero Banorte, falta generar confianza entre los inversionistas, la que se ha ausentado por la parada de diferentes proyectos de infraestructura.

En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados al segundo trimestre del año, Gabriel Casillas indicó que uno de los motivos por los que la entidad redujo recientemente su estimado de crecimiento de 1.5 a 0.8 por ciento para finales de este año es que hay una suspensión de obras en la Ciudad de México.

Refirió que para el año que entra es importante reactivar proyectos de inversión tanto públicos como privados; además, se debe considerar un tema estadístico, que 2020 será un año bisiesto, lo que podría provocar que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) sea superior a uno por ciento.

Gabriel Casillas dijo que normalmente los proyectos de inversión privada se reactivan un año después de las elecciones o en ocasiones hasta el segundo.

Marcos Ramírez Miguel, director general de Banorte, informó que durante el segundo trimestre del año la utilidad se ubicó en 8 mil 729 millones de pesos, un incremento de 21 por ciento en comparación con el mismo trimestre del año pasado, mientras en el acumulado de enero a junio aumentó 34 por ciento, al situarse en 18 mil 660 millones.

Expuso que la cartera de crédito aumentó 20 por ciento en el segundo trimestre de 2019 en comparación con el mismo lapso del año pasado y se ubicó en 768 mil 183 millones de pesos. Por su parte, el crédito al consumo tuvo una variación positiva de 8 por ciento, y se colocó en 278 mil 195 millones de pesos.

La banca no está parada, creceremos entre 7 y 9 por ciento a finales de este año.

México no está inmerso en una recesión económica, pese a que se espera que el producto interno bruto (PIB) tenga una caída en el segundo trimestre del año, pues hay sectores de la economía que muestran tendencias de crecimiento, aseguró Citibanamex.

Alberto Gómez Alcalá, director de estudios económicos de Citibanamex, explicó que una recesión se explica cuando la actividad económica cae de forma generalizada, y hasta el momento, eso no está pasando.

¿Estamos viendo en México una caída generalizada de la economía? La respuesta es: No… tenemos algunos sectores, construcción por ejemplo, donde sí hay una debilidad acentuada, pero tenemos las exportaciones que están creciendo bien, si nos vamos a la definición, a lo que quiere decir la teoría, no estamos en una recesión.

Gómez Alcalá expuso que en las crisis del pasado hubo choques externos, es decir, crisis cambiarias o caídas en pagos del mercado de Estados Unidos, pero actualmente eso no es visible.

Sin embargo, Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, señaló que, a consecuencia de que la actividad económica muestra un menor dinamismo, la cartera de crédito del sistema bancario, en su totalidad, podría crecer cinco por ciento este año o un poquito menos.

El incremento en el crédito es un reflejo de la demanda de los clientes, que es un reflejo, a su vez, de la actividad económica; crece, regularmente a un múltiplo de lo que crece la economía; entonces, si la economía crece 3 por ciento, crecemos a tres y media veces ese número, refirió el director general de la institución.

Según los resultados de la institución financiera, en el segundo trimestre de 2019, la cartera de crédito llegó a 666 mil millones de pesos, un crecimiento de 3 por ciento contra el mismo lapso del año pasado; sin embargo, los préstamos a las grandes y a las pequeñas empresas tuvieron una contracción de uno por ciento. Además, la cartera de crédito al consumo tuvo una contracción de 4 por ciento. Las utilidades en el primer semestre del año suman 13 mil 734 millones de pesos, un incremento de 9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2018.

Pese a esto, afirmó Torres Cantú, México sigue representado un país atractivo a la inversión y que tiene grandes oportunidades.

Hay mil cosas que pueden pasarle a la economía, pero la pregunta que nos hacemos es: ¿qué puede ir bien y qué necesitamos? En el caso de la inversión hay enormes oportunidades para México en el entorno actual, movimiento de cadenas productivas de empresas que tienen fuentes de trabajo en Asia, que derivado de temas globales estarán buscando reubicarse, sobre todo aquellas que exportan a América, expuso.

Para que la economía crezca más, dijo el directivo de Citibanamex, se debe revertir la tendencia en la caída de la construcción.

Sobre el Plan de Negocios de Petróleso Mexicanos, que recientemente fue presentado, Ernesto Torres Cantú insistió en que una de las prioridades es que la empresa del Estado recupere la productividad, pues cifras oficiales, a mayo, muestran que ésta tuvo una caída de 10.10 por ciento.

Te puede interesar