¿De qué se trata esto de aniquilar caudillos?

Nuevo León tuvo el doloroso privilegio de ser un laboratorio para probar reacciones sociales ante un voto de coraje, de enojo, de odio.

Es de ciegos pretender que no vemos la similitud entre la elección y la gestión de Jaime Heliodoro y de López Obrador.

Discursos similares en campaña, más intenso debo decir, el de Heliodoro… más agresivo el de López Obrador.

Nosotros vamos más adelante en la película, nosotros ya sabemos cómo termina todo esto.

Un gobernador despreciado, que tras decepcionar a los ciudadanos se quedó en calidad de apestado… no fue de inmediato, fue paulatino.

Padres de la ocurrencia puntual, gobiernan sin orden ni concierto, desgobiernan.

Insisto, los nuevoleoneses tenemos la ventaja de saber cómo termina la cinta.

Hoy, en Nuevo León, la marca independiente está fregada.

Hoy, en México, la marca MORENA se pudre a gran velocidad.

Hoy los ciudadanos de Nuevo León están arrepentidos de votar por Heliodoro… los mexicanos en algún momento lo estarán de López Obrador.

¿De qué se trata?…¿de enseñarnos la consecuencia de votar por quimeras?… ¿Lo mal que resulta votar por caudillo?

¿Se trata de generar abstencionismo para que la minoría decida?

Tantas preguntas, y la respuesta nacional va a darla Nuevo León.

Te puede interesar