Con parón de actividades Universidades aseguran estar en quiebra

 

Ciudad de México.- Una treintena de Universidades estatales se declararon en paro de actividades como medida de presión hacia el Gobierno Federal en demanda de aumento en el subsidio a la educación superior, quieren que el gobierno federal entregue apoyos extraordinarios a diez casas de estudio que están en crisis económica y que no cuentan con recursos para pagar salarios y prestaciones al personal.

La Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), que agrupa a más de 90 sindicatos, informó que la demanda es para solucionar el problema de pago de la nómina de los últimos meses y el pago de aguinaldo del año pasado, prestaciones que no han sido cubiertas en las universidades autónomas de Nayarit, Zacatecas, Morelos, Tabasco, Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Sinaloa, Chiapas y la Veracruzana.

A este movimiento se unieron las universidades de Campeche, Chihuahua, Colima, Tamaulipas, Hidalgo, Puebla, Guerrero, Yucatán, Guadalajara, Sonora, Guanajuato y Querétaro.

Entre las que se unieron están la Universidad de Guanajuato, Universidad Autónoma de Chihuahua, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Universidad Autónoma de Guerrero, Universidad Autónoma de Querétaro, Universidad Autónoma de Zacatecas, Universidad Veracruzana, Universidad Autónoma de Nayarit, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Universidad Autónoma del Estado de Morelos y en Tlaxcala, la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la UNAM.

Por su parte, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) señaló que ésta es una iniciativa de los sindicatos, pero reconocen el problema financiero por el que están pasando varias instituciones, y recordó que hace unos días, cuando su secretario general, Jaime Valls Esponda, acudió a la Cámara de Diputados, solicitó un fondo de 17 mil millones de pesos para las universidades.

La Universidad Autónoma de Zacatecas sólo alcanzará a cubrir el pago de salarios hasta la primera quincena de noviembre, pero se avizora que se tendrá un conflicto económico para diciembre, reconoció el rector Antonio Guzmán Fernández.

Debido a que el presupuesto de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) ya se terminó, derivado de las diversas deudas que sostienen con diferentes dependencias, el 30 de septiembre fue la última quincena que se les depositó a los trabajadores, y para esta quincena ya no hay recursos, sostuvo el dirigente del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la UAN, Luis Manuel Hernández Escobedo.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero, Ofelio Martínez, dijo que el paro de cinco mil trabajadores académicos, administrativos y de intendencia responde a la convocatoria que hicieron dirigentes de 90 sindicatos del país y que en este estado más de 90 mil estudiantes se quedaron sin clases.

Otra de las universidades afectadas es la Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), donde a finales de julio el rector Gustavo Urquiza Beltrán señaló que los recursos con los que contaba la máxima casa de estudios serían insuficientes para concluir el año; un mes después, dijo que se podrían pagar los salarios de los trabajadores, pero que dejarían de pagar las cuotas al IMSS, Infonavit, SAT y aguinaldos.

La suspensión de todas sus labores la Casa de Estudios en Guanajuato será por espacio de una hora, de 12 a 13 horas, como muestra de apoyo, ese fue el acuerdo que se dio en las reuniones de trabajo convocadas por la Contu, en las que participó la Asociación de Personal Académico y Administrativo de la Universidad de Guanajuato, (Aspaaug).

Aunque la UAQ no atraviesa una crisis financiera, trabaja con el presupuesto ajustado, por lo que se sumó al paro, pero sólo de actividades docentes.

En Chihuahua se apoyará el paro, mientras que la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez se solidarizará a través de lonas informativas.

Te puede interesar