Como en 1910, mexicanos en guerra

Esto es una comedia de enredos en la que pareciera que el único trabajo del Prejidente es mantenernos entretenidos con disparates diarios.

Cada uno supera al anterior…

Pero en este país nada pasa.

Si un día discute con el divo Jorge Ramos y al otro amenaza a los periodistas… Ese es el tema del que todos hablamos, comentamos, teorizamos y fabricamos escenarios.

Al fin todo sigue igual.

Otro día con un decreto que escribió en el papel de las tortillas tira la parte medular de la Reforma Educativa…

Y resulta que la cosa no fue tanto tirarla sino meternos en un callejón de calificaciones y descalificaciones… De luchas legales y billones de botes y memorias consumidas en un juego vano.

En 1910 ocurrió lo mismo… Solo que el entretenimiento fue una matazón entre mexicanos divididos entre Fifís y Descalzonado.

Pobres y ricos… Liberales y Conservadores.

El fondo de todo era robarnos el petróleo, quedarse con la riqueza del subsuelo mientras los mexicanos se entretenían en ganar una guerra sangrienta e inútil.

Hoy, tenemos una ventaja, no hay matazón entre mexicanos, al menos no en forma de guerra civil como en 1910.

Pero los adversarios somos los mismos.

Lo malo es que todavía no sabemos qué jodidos nos están robando…

O al menos, yo no sé.

Te puede interesar