Cierre de frontera afectaría al comercio y a 3 millones de empleos

Un cierre de la frontera, como amaga el presidente Donald Trump, afectaría el comercio entre México y Estados Unidos y, sobre todo, generaría graves daños a la industria maquiladora mexicana, de la que dependen 3 millones de empleos, al ser responsable de exportaciones anuales para ese país que ascienden aproximadamente a 195 mil millones de dólares.

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el comercio bilateral suma mil 700 millones de dólares al día.

Otro afectado importante será el sector agroalimentario, que está en riesgo de registrar pérdidas de 127 millones de dólares al día; el aguacate, jitomate, cerveza, maíz y las carnes serían los principales productos involucrados, advirtieron especialistas.

Los presidentes del Consejo de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre Lang, y de la American Chamber, Jorge Torres, así como el coordinador del Laboratorio de Análisis, Comercio, Economía y Negocios de la UNAM, Ignacio Martínez, afirmaron que preocupa la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre cerrar la frontera con México, porque son muchas las empresas que dependen del comercio con Estados Unidos.

Las consecuencias de que se cierren las aduanas serían muy graves, porque se “pararían las líneas de producción”, como sucedió ayer en una empresa del sector automotriz, que paró una línea porque no pudo recibir a tiempo los suministros de importación, dijo Aguirre Lang.

“Nosotros somos el principal exportador, porque de los 255 mil millones de exportaciones, casi 80% [proviene de México], aproximadamente 195 mil millones de dólares, esto representa prácticamente los 3 millones de empleos que generamos en la industria de exportación y tendríamos un impacto importante ante esta situación”.

El asunto es grave, porque solamente con la reubicación de personal de la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras hay retrasos en el cruce de los camiones de carga de hasta 12 horas.

Ante este panorama, Luis Aguirre Lang dijo que bien pudiera usarse la vía aérea para enviar productos para no incumplir con los contratos; sin embargo, solamente podría pensarse en usar ese transporte por poco tiempo, por el aumento de costos.

En tanto, Jorge Torres explicó que todos los cruces tendrían un impacto, pero el Nuevo LaredoLaredo podría haber un impacto mayor, “porque es el corredor natural de salida de todas las exportaciones de México a Estados Unidos, desde el sur y centro del país”.

Exploran un plan B
El presidente de la Asociación Nacional de Importadores y
Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), Gerardo Tajonar, dijo que de concretarse un cierre de fronteras recurrirán a un plan B; es decir, podrían utilizar la vía marítima para enviar su mercancía a ese país.

Te puede interesar