Bella y peligrosa… Claudia rompe la paz de la glosa y pone a temblar a funcionarios

Todo llevaba ese ritmo preñado de monotonía en el que transcurren las cosas que no tienen tantita pasión, las que se hacen por cumplir un trámite… hasta que se apareció Claudia Tapia.

En ese ejercicio infumable en el que se han transformado las sesiones de glosa sobre el Informe del gobernador Jaime Heliodoro Rodríguez, toca el turno al gabinete social, y los cuestionamientos carecen de filo, de garra… hasta que la diputadas sin partido toma por las solapas (dicho esto figurativamente) a Genaro Vázquez Alanís, secretario de Desarrollo Social.

-Dígame usted, le cuestiona, presente por favor a la opinión pública el programa, los métodos y presupuestos, seguimiento que se ha dado al esfuerzo que dicen realizar por combatir la pobreza en Nuevo León…

Vázquez Alanís reacciona como si aquello no estuviera en el guión, como si Claudia se hubiese salido de algún acuerdo…

“No, bueno, hemos realizado mucho trabajo… mucho en varios aspectos para tratar el asunto de los pobres, que ya son mucho menos los que están quedando, no traigo esos datos que usted me pide, pero me comprometo a enviarlos a la brevedad”.

Se enreda, tropieza… escribe o parece escribir en alguna hoja… aguarda la réplica que seguramente va a ser devastadora.

“Qué pena que no traiga esos datos, otro funcionario ya prometió lo mismo y todavía estamos esperando”… pero Claudia no se ensaña, ahora va por la zalea de la titular del Instituto de la Mujer, a quien cuestiona por la asistencia a los talleres y cursos de actualización de su personal, para empaparse sobre la paridad de género.

Martha Cecilia Reyes habla de la necesidad de acudir a los cursos y de un esfuerzo para lograr que todo mundo se integre e inventa el término “Funcionariado”, para referirse al trabajo para integrar a todo funcionario público en las tareas…

Cuando le toca replicar a Claudia, simplemente le dice… “Bueno, en pocas palabras no han acudido y siguen tratando”.

Se queda helada la funcionaria… pero el final no tiene desperdicio, es de antología.

Claudia cuestiona a Ricardo Marcos, titular de Conarte acerca de algunas cifras sobre la participación baja que se observa en los municipios rurales en temas culturales.

Marcos va a contestar, pero extrañado pregunta… “No sé de dónde sacas esos datos, Claudia”.

La Tapia le dice con aquel garbo… “Están en el documento del Informe que nos presentó el gobernador”.

¡Pum!

Te puede interesar