Baja… la madre de las aberraciones

En medio de esa vorágine de renuncias y capturas ocurre una barbaridad en Baja California.

El Congreso es escenario de una vergüenza cuando los diputados panistas que van de salida y son mayoría, se amafian con MORENA, y resuelven pasar por el arco del triunfo a la Constitución y así modificar el mandato del gobernador recién electo, emergido de claro.

Los diputadetes decidieron que el mandato de Jaime Bonilla no será de dos años, sino de cinco.

Así nomás, por sus calzones del 40 se arrogan la facultad de modificar términos constitucionales.

Razonar al respecto es malgastar el tiempo… es buscarle chiches a la culebra.

Vamos, es aberrante…

No cabe debatir al respecto, no hay espacio para encontrar alguna voz que apoye esa barbaridad.

Esa decisión entraña peligros insondables.

Abre las puertas del abismo…

¿Qué sigue?… ¿modificar a 12 años el periodo del Peje?

Sí, pensarlo es grosero.

Pero en política lo único que no existe es la casualidad.

Los diputados morenistas siguen instrucciones, es claro.

Es un experimento

Una chorrada, sí… una chorrada que rompe con los equilibrios de los poderes en que se sustenta nuestro sistema de gobierno.

La Corte debe anularlo… sin más.

Te puede interesar