Argentina ve oportunidad de reemplazar a EU como proveedor de alimentos para México

 

Buenos Aires.- Los exportadores de granos argentinos están listos para satisfacer la demanda mexicana de alimentos si los conflictos comerciales entre Estados Unidos y México continúan a pesar del acuerdo alcanzado el viernes 7 de junio, dijo el jefe de una cámara industrial argentina.

El Gobierno de los Estados Unidos canceló la aplicación de un arancel del 5% para todos los productos mexicanos cuando México prometió un mayor esfuerzo para detener el flujo de inmigrantes centroamericanos hacia la frontera norte.

Pero el tema de la migración es espinoso, y el lunes el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que podría revivir la idea de las tarifas en el futuro.

“En el momento en que Estados Unidos establezca sus tarifas comerciales, estaremos allí”, dijo Gustavo Idígoras, presidente de la cámara argentina de empresas exportadoras de granos CIARA-CEC, que representa a gigantes mundiales como Louis Dreyfus Company, ADM y Cargill.

“Los costos de transporte de Estados Unidos a México son muy bajos, por eso es que no estamos allí en este momento. Pero si se imponen las tarifas, deberíamos tener suficiente maíz para satisfacer la demanda mexicana”, agregó el ejecutivo.

México es el principal importador por volumen de maíz, trigo, cerdo y productos lácteos de su vecino del norte. Argentina exportó alrededor de 150,000 toneladas de maíz y 180,000 toneladas de trigo a México en diciembre y enero, dijo Idígoras.

“En este momento, el maíz argentino tiene un precio muy competitivo y mucho volumen disponible para exportar a México”, explicó.

Mientras Estados Unidos amenaza con tarifas, México y Argentina negocian un acuerdo de libre comercio, agregó Idígoras. Las tensiones entre los dos países de América del Norte podrían acelerar esas conversaciones, señaló Idígoras.

Si el maíz de los Estados Unidos dejara de llegar a México, Idígoras dijo que Argentina junto con Brasil podría llenar completamente la brecha de suministro.

Estados Unidos ha suministrado, tradicionalmente, más del 95% de las importaciones mexicanas de maíz y alrededor del 70% de sus importaciones de trigo.

Estados Unidos ha tenido un mal clima para la cosecha de este año, mientras que las granjas de maíz argentinas y brasileñas han prosperado. Estados Unidos, Brasil y Argentina son los principales exportadores de maíz del mundo.

Los importadores mexicanos han reservado una carga de maíz de 35 mil toneladas desde Brasil. La corredora y consultora brasileña INTL FCStone dijo la semana pasada que la carga se realizaría en el puerto norte de Santarém y que debía partir el 22 de junio.

Trump defendió el acuerdo de su administración con México contra las críticas de que no había nuevos compromisos importantes para detener el flujo de migrantes centroamericanos que cruzaban a Estados Unidos y dijo que el domingo se darían a conocer más detalles.

Dado que los aspectos clave del acuerdo no son claros, incluso si México se comprometió a comprar más productos agrícolas de los Estados Unidos, podría suceder que la amenaza arancelaria regrese si los flujos de migrantes se mantienen cerca de los niveles actuales.

“Si la métrica principal de Trump es la gran cantidad de migrantes que cruzan la frontera, es difícil ver cómo podrá demostrar que esto ha tenido éxito o que no tendrá que volver a este tema con más tácticas de presión en el futuro”, dijo Daniel Sternoff, director gerente de Macro Advisory Partners en Nueva York.

Te puede interesar