Alrededor de 300 policías vigilan sepelio de familia LeBarón en Chihuahua

 

Ciudad Juárez.- Autoridades policíacas de los tres niveles de gobierno pusieron en marcha un operativo especial en el municipio de Galeana para cuidar a los más de 300 familiares y amigos de la familia LeBarón que esta mañana acudieron a los sepelios de integrantes de esta comunidad, masacrados en los límites entre Chihuahua y Sonora.

Desde la noche anterior, 50 elementos, 10 unidades en tierra y un helicóptero, de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), organismo policíaco de la Fiscalía, llegaron para garantizar la seguridad de los asistentes a los funerales en esa comunidad.

Los restos de Ronhita María Miller y cuatro de sus hijos, entre ellos los bebés de seis meses de edad Titus y Tiana, además Howard y Krystal, están siendo sepultados esta mañana.

Este despliegue abarca también los municipios cercanos Janos, Nuevos Casas Grandes, Casas Grandes y Galeana, y está a cargo del comisario general Álvaro Cuauhtémoc Serrano Escobedo.

La CES depende de forma directa del fiscal general del estado, César Augusto Peniche Espejel, cuya dependencia abrió tres carpetas por los asesinatos ocurridos el lunes en la zona limítrofe de Chihuahua y Sonora, en el que murieron nueve personas

Dawna Ray Langford de 43 años, junto con sus hijos Trevor Harvey de 11 y Rogan de dos años y medio, fueron sepultados ayer en La Morita, Bavispe, Sonora, mientras los restos de Howard Jacob de 12 años y Krystal de 10 años, acribillados y calcinados dentro de su vehículo, regresaron a Galeana, junto con la otra víctima, Chistina Langford de 32 años que con su cuerpo salvó a su bebé para que sobreviviera a la lluvia de balas.

Habitantes de Galeana viven con miedo

En tanto, algunos de los habitantes de la comunidad mormona en esa región, han señalado que viven con miedo, por ejemplo David Langford, esposo de Dawna Ray, dijo que “no me siento seguro aquí y no me sentiré, porque la verdad es que no estamos seguros aquí como comunidad”

Los residentes de La Mora se consideran “mormones” aunque no están afiliados a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Aunque la Colonia LeBarón está tranquila desde el asesinato de uno de sus miembros en 2009 y la posterior instalación de una base de seguridad, La Mora carece de la presencia policíaca.

Aunque la Colonia LeBarón está tranquila desde el asesinato de uno de sus miembros en 2009 y la posterior instalación de una base de seguridad, La Mora carece de la presencia policíaca.

Te puede interesar