Al caer el otoño

Fall, caer, en esta temporada las hojas caen y nos avisan que llega el otoño, los vientos se vuelven más fuertes y el sol se va más rápido, para dar paso al oscuridad. El lunes 23 de septiembre, justo al entrar la temporada otoñal, el Congreso local al parecer también le marca el inicio de su otoño o caída al gobernador.

El Congreso del Estado, en comisiones y después en pleno, aprobó sancionar de manera directa al gobernador del estado “convirtiéndose en un tribunal especial”, con lo que puede establecer una sanción que va desde una simple amonestación, hasta la destitución del cargo.

Por si fuera poco, la oscuridad parece caer encima al gobernador, ya que el miércoles 25, ya en pleno otoño, precisamente en la noche, el Tribunal Electoral Judicial de la Federación se reunió y en sesión pública ratificó que corresponde al Congreso de Nuevo león sancionar al gobernador, así como a su secretario General de Gobierno, quien fungió por seis meses como el gobernador sustituto.

Sin embargo, las hojas todavía no caen por completo, al gobernador le quedan recursos jurídicos a los cuales recurrir; además, los mismos diputados aún no determinan a bien las reglas procesales que deben de seguir para la sanción directa y, lo más importante, cuál será la sanción impuesta al gobernador, una simple amonestación o la destitución del puesto.

Sin duda los vientos soplarán muy fuerte en todo el estado; si lograsen tumbar al gobernador, tan fuerte que llegarán hasta la capital del país, donde se empezarán a preguntar: ¿Y quién llega a cerrar la casa? ¿Un miembro de su gabinete, un político de otro partido o un empresario? ¿A quién le tocará el invierno de este sexenio?

Curiosamente la sentencia inicial del poder judicial tiene un plazo perentorio para que el Congreso de Nuevo León fije una sanción al gobernador y es precisamente el 20 de diciembre, cuando está a punto de llegar el invierno.

Además, pareciera que la coincidencias o ironías persiguen a nuestro ejecutivo estatal, ya que así como llegó de manera histórica a ser el primer gobernador independiente que derrotó a los partidos políticos, así históricamente se podría ir, ya que sería el primer gobernador destituido por el Congreso de Nuevo León, por los diputados de los partidos a quienes les ganó en las urnas.

Quizás en las siguientes semanas el gobernador se despertará viendo caer las hojas de los árboles, con la esperanza que no haya mucho viento en el ambiente político del estado que precipite su caída, e intentará aferrase a un tronco jurídico con un buen recurso legal, un amparo; o por otro lado, simplemente será cuestión de los tiempos políticos y a unos días de la llegada del invierno, se irá del palacio de cantera al caer el otoño.

Te puede interesar