A Noroña y a cada lacra, el mismo tratamiento

No sé si el video ya es viral, pero lo he disfrutado a cada segundo.

Un paisano le da a Fernández Noroña una sopa de su propio chocolate.

Lo llama mentiroso y lo mejor, le arrebata la palabra y cuando esa lacra ligada a la Cuarta Transformación intenta pegarle al valiente, se topa con un hombre que lo encara.

No sé si exista alguien más detestable en la política.

No sé si exista alguien a quien me moleste más pagarle un sueldo.

Pero por todos esos años en que su nombre y sus hociconeadas me han provocado derrames de bilis, ese video es un bálsamo.

Bien por esos mexicanos que encaran a estos farsantes.

Hay que hacerlo una práctica civil… en el idioma que ellos quieran.

A Noroña en su lenguaje…

Y a cada quien, del color que sean, en el terreno que mejor se muevan.

¡Ya estuvo!

Te puede interesar