A fumar marihuana

Tendría 14 años, iba en mi bicicleta rumbo a mi casa, acababa de salir de la secundaria, cuando observe a un grupo de soldados en la esquina, fumando. Hice alto y se acercaron a mí, para invitarme a fumar mariguana. Con el olor fue suficiente para salir corriendo. Se me quedó grabado en la mente esta imagen, ya que recordaba a los soldados y me surgía de nuevo la imagen del cigarrillo de mariguana, es decir, la fumaba solo la tropa.
Pasaron los años, tenía 20, cursaba verano en la Universidad de IOWA, en EUA, recuerdo estando en una fiesta un grupo de colombianos nos ofrecieron mariguana, le di un chupete y me dio asco, todos se rieron y burlaron de mí.
Tuve suerte, ya que ni la mariguana, ni el cigarro me gustaron, de otra forma hubiera sido adicto.
Hoy en día el consumo de la mariguana o elegantemente la llaman CANNABIS, es una droga que se consumen en todos los niveles sociales y en cantidades inimaginables.
A nivel mundial, hay un movimiento que trabaja a favor de su legalización ya que según datos recientes el 5% de la población urbana de 12 a 65 años de edad ha consumido drogas ilegales alguna vez en su vida, de los cuales 11% son hombres, y cerca del 1%, mujeres.
El consumo para los hombres de entre 12 y 34 años, fue de 4% y éste es el grupo que presenta mayores porcentajes de consumo por tipo de droga y frecuencia.
La droga consumida con mayor frecuencia es la marihuana (5%) seguida por la cocaína (1.4%), mientras que el consumo de inhalables, alucinógenos y heroína se notifica menor al 1%.
La legalización de las drogas es una propuesta que está actualmente en México en la que se quieren modificar las leyes que prohíben el consumo y producción de drogas. Este argumento se basa más que nada en el derecho que tiene cada persona elegir como quiere llevar su vida, lo que incluye la obligación del estado de respetar la decisión del ciudadano sobre las sustancias que decida utilizar, sin embargo también se toma como una forma de erradicar mafias relacionadas con el narcotráfico.
La marihuana es una mezcla verde o gris de flores secas cortadas en trocitos de la planta Cannabis Sativa. Se fuma como un cigarrillo llamado “porro” o utilizando pipa.
Una droga es adictiva cuando causa un deseo de búsqueda y consumo compulsivo e incontrolado a pesar de los efectos adversos sociales y sobre su salud. Anualmente, más de 300.000 personas buscan tratamiento para su adicción a la marihuana.
En unos días más, el Senado de la Republica revisara la iniciativa de ley y seguramente aprobara la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, así como reformas legales para legalizar su consumo con fines lúdicos o recreativos y medicinales. La iniciativa describe que;
“La siembra, cultivo, cosecha, producción, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, distribución, venta, comercialización y, en su caso, la aplicación de medidas de seguridad y sanciones relativas al cannabis y sus productos serán regulados bajo los términos establecidos en esta ley”, prevé el proyecto en el artículo 4 y prevé la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis como órgano descentralizado para regular, reglamentar, monitorear, sancionar y evaluar el sistema de regulación del cannabis.
El artículo 22 de la iniciativa sugiere establecer, como parte del capítulo de autoconsumo, que “queda permitido sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar y transformar hasta 20 plantas de cannabis en floración, destinadas para consumo personal en propiedad privada”, siempre y cuando: la producción no rebase los 480 gramos y quien la plante haya registrado dichas plantas en el padrón correspondiente.
Esta iniciativa señala que el Instituto Mexicano del Cannabis, tendrá como principal objetivo regular las concesiones que el Gobierno Federal otorgue a los productores, dando preferencia a los pequeños agricultores y a los indígenas. Te anexo la liga de la iniciativa: https://drive.google.com/file/d/1Gm7LdQns05GCunL7mUu7a4ugFleiPUCJ/view?usp=drivesdk
Es muy probable que se apruebe y entre en vigor en breve. La mayor preocupación que existe en la comunidad es EL CONTROL, ya que la corrupción es un factor que va influir, además de la participación del Crimen Organizado que pretenderá seguir participando del mercado, aunque haya otras drogas que también son negocio interesante para ellos.
Mi percepción es que el consumo seguirá a la alza, jóvenes y adultos, hombres y mujeres se van a escudar diciendo que ahora es legal consumir cannabis y por eso lo hacen.
El Instituto de Control se va a convertir en un delicioso manjar, deseado por funcionarios públicos y gente del Crimen Organizado, quienes se van a infiltrar para desde ahí hacer su negocio, de distribución de mariguana, pero ahora bajo el amparo de la ley.
Seguimos construyendo una sociedad con leyes para todo, olvidando que la justicia y protección de la misma es la aplicación de la ley, sin corrupción e impunidad.
Ira viniendo, iremos viendo, sin embargo, no auguro vientos favorables.
Otra vez los funcionarios públicos se dejan llevar por las minorías y por su miopía.
Servir a la comunidad, es solo hacer el bien, no hay que disfrazarlo.
Raul Monter
raul.monter46@gmail.com

Te puede interesar