Trampa

A muchos se les hace poco tiempo para exigir resultados al Presidente.

Pero si tomamos en cuenta que a cualquier trabajador se le exigen resultados al mes de ser contratado, y que AMLO -a sus casi ocho meses- ya lleva más del 10% de su mandato, es justo y necesario solicitarlos.

Lo preocupante es que no vemos resultados…

La inseguridad ha seguido creciendo, el precio de la gasolina no ha bajado y este año hay un bajo crecimiento de la economía mexicana debido a que se ha reducido la inversión tanto pública como privada.

Además no se ha combatido del todo a la corrupción ni a la ineficiencia: en su renuncia, el anterior Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, denunció la existencia de un “patente conflicto de interés” de personajes influyentes en el gobierno federal, de imposición de funcionarios y de que se han tomado decisiones sin sustento.

El aeropuerto internacional de la Ciudad de México se encuentra en condiciones deplorables: opera por encima de su capacidad, hay constantes retrasos y cancelaciones, las áreas están descuidadas, sucias, con malos olores y no sirve el aire acondicionado. Parece una central camionera de quinta.

Pero AMLO decidió cancelar el nuevo aeropuerto en construcción, tirar a la basura el dinero invertido y construir otro en un lugar que no se considera viable.

Los servicios de salud -que siempre fueron malos- ahora son pésimos: no hay suficientes medicamentos en el IMSS y a los médicos residentes de 68 hospitales públicos del país no se les ha pagado.

Los apoyos a grupos vulnerables o al campo han sido suspendidos o no han llegado…

¿Estos son los resultados de la Cuarta Transformación? A mí me suena a que nos han engañado.

Y que en vez de 4T, lo que nos pusieron fue un “Cuatro-Te”.

Que caímos en la trampa de las promesas y el populismo… otra vez.

Te puede interesar